domingo, 31 de enero de 2016

Paletos



Estos días me está pareciendo que este país anda bastante verde en cuestiones políticas. Si se trata de interpretar los resultados de las elecciones del 20 de diciembre, cada cual tira a su terreno y se oyen y leen las tonterías más extrañas y tesis rocambolescas. Porque, seamos claros: ha ganado el Partido Popular, por mucho que nos duela.

Ahora bien;  ya que su líder no es capaz de convencer a nadie para que apoye su candidatura (¿y qué pensaban, tras los 4 añitos que se han pegado?) habrá que dejar que Pedro Sánchez lo intente por su cuenta, creo yo. 

Pues no. Que si líneas rojas, que si gobernar con extremistas está muy feo, que si los barones por un lado y la fémina barona por otro, que si se consulta a la militancia pero no va a vincular a la Ejecutiva, que si el congreso para elegir candidato se quiere adelantar todo lo posible... 

En cualquier otro país europeo es de lo más normal formar coaliciones de diverso pelaje para llegar al gobierno. Que se lo digan a los italianos o a la Merkel, por ejemplo. Ahora mismo tienen que están partiéndose de risa con las memeces que se dicen en España. Y todas, con la mayor seriedad del mundo, como si nos fuera la vida en ello, que ya sabemos cómo las gastamos por aquí. 


No soy yo muy defensor de Sánchez, ya conocen mi predilección por Madina, pero ya que ha llegado hasta este punto, ¿por qué no dejan que intente algo, cosa que tiene bien difícil, y luego ya veremos? 

En cualquier caso, se podían ir yendo todos a hacer puñetas, paletos, que son unos paletos.